Inicio Arturo Ugalde González Calidad de las precampañas.

Calidad de las precampañas.

Compartir

Dr. Arturo Ugalde González

Bueno, no debemos de olvidar que solo son precampañas y que además están dirigidas a personas afiliadas a partidos políticos, ese, quizá, es el error del INE; que si es propaganda para afiliados esta se abra en transmisión nacional y el resto de los ciudadanos nos demos idea de la calidad de campañas que tendremos. Por cierto, ¡soy fan del spot del movimiento naranja! No podemos negar que la canción es pegajosa.

Y sí, es solo una pequeña muestra de lo que nos espera en ciertos personajes, hoy candidatos, en quienes que no hay nada nuevo. Para sus simpatizantes, seguramente representan esperanzas y hasta cualidades nuevas -aunque no las tengan- y otros de reciente ingreso a esas competencias, acostumbrados a ver campañas muy mediáticas, puede sorprender que el partido más dominante en la vida de México (me refiero al PRI), haya optado por una persona que rompe todos los esquemas históricos, incluso de sus ideales, pero habrá que ver si ello les funciona.

A nivel local no deja de ser distinto. Se menciona ya, sin ser del todo un hecho, que la contienda será de dos: entre el PRI y la coalición PRD y PAN, más los que se agreguen en el camino. Es el PRD quien más avanzado está en la designación de sus candidatos. Y será complicado para los candidatos por tres detalles muy sencillos desde mi punto de vista, pero vamos por partes, y recuerden que es una opinión ciudadana nada más.

1. ¿Cómo un candidato va a causar nueva expectativa en los ciudadanos, cuando el ciudadano ya conoce cómo ha gobernado? ¿El número de votos que lo llevó al triunfo se podría ver alterado por la decepción de cómo haya gobernado este tiempo? Aquí hay que ser muy realistas, no inventando popularidad, porque puede ser decepcionante el resultado. Números crudos para poder basar nuevamente una campaña sería lo más sano. Con números inflados se corre el riesgo de perder.
2. ¿Qué argumento de campaña vas a utilizar para ganar votos? sobre todo con las promesas en campaña que no has cumplido (algunas de ellas realmente absurdas y que jamás se cumplirían). Esto es de suma importancia porque lo que se haya prometido y no se cumplió puede ser usado en contra. Además, lo que se cumplió y no alcanzó la expectativa de lo que se prometió, también va a ser usado en contra. En resultado, pareciera ser más fácil perder el número de votantes que te llevo al triunfo que generar nuevos que te lleven a ganar una vez más.
3. De verdad, ¿la maquinaria -así le dicen- de manejar los recursos económicos, mediáticos, humanos que te da estar en el poder podrá hacer ganar a un candidato? Contra un buen candidato, con carisma, que sea conocido, que tenga experiencia, personalidad, apoyo ciudadano, y bien cobijado por su partido… no sería tan fácil a pesar de la “maquinaria”.

 

Considero que, dependiendo de los candidatos que se vayan registrando eso marcará la pauta de las campañas. Mientras tanto, habrá que analizar y hasta disfrutar de las noticias que se vayan dando, sobre todo en Internet, del desarrollo de las precampañas.

Por cierto, la semana pasada un medio local lanzó en Facebook una encuesta abierta y que solamente permite votar una sola vez por persona (eso es muy bueno), sobre dos candidatos posibles para la alcaldía de Zitácuaro. Será muy interesante ver los resultados y los comentarios, que generalmente son divertidos unos y otros de muy mal gusto. El resultado de ello dará mucho de qué hablar y claro no es un parámetro real, pero indica, al menos en el medio que se lanzó y por el número de personas que pudo alcanzar, la preferencia electoral, aunque solo sea un pequeño parámetro del electorado.

Llegado el tiempo, ojalá veamos campañas de calidad, que las propuestas sean reales y la guerra sucia sea lo menos. Que las propuestas estén bien sustentadas en la realidad del municipio, y principalmente que dé la oportunidad de un crecimiento social sano y secundariamente sea en mejoría de la población. Pero lo más importante; que quienes sean los actores políticos promuevan en realidad campañas propositivas, de debate, de altura y postura reales, que logren hacer un análisis real de lo que hoy y en un futuro Zitácuaro necesita.