Inicio Arturo Ugalde González Campañas de ocurrencias.

Campañas de ocurrencias.

Compartir

Dr. Arturo Ugalde González

Continúa el desarrollo de campañas federales, el próximo mes arrancarán las locales; pero muchas veces -en sus discursos- hay actores políticos a quienes parecería que sólo se les ocurrió hacer una propuesta sin analizarla, sin ver que sea viable, y lo peor, que solo sea para ganar reflectores, atención y estar en el comentario general, aunque la misma no sea favorable.

Hemos escuchado desde los que dicen no al nuevo aeropuerto (en construcción); quienes te van a dar dinero solo por ser joven, nada más porque sí; los que están en contra de que existan empresas extranjeras que vendan combustibles en México; los que quieren mantener sus privilegios y los que proponen cosas que en realidad nunca pasarían.

Recuerdo que en el proceso anterior un candidato hizo la propuesta de hacer de la presa El Bosque un centro turístico como Valle de Bravo. Siempre he pensado que eso nunca pasará y de ser así sería un proyecto a muchos, muchos años. De entrada son colectores de agua muy distintos uno y otro; geografías muy diferentes; además, primero se fundó Valle de Bravo como tal, cercano a su presa y después ofertaron los terrenos cercanos a él para hacer en más de 30 años de construcción -y que sigue estando en construcción-, primero construyeron casas habitación que pocas personas pueden acceder y posterior hoteles de gran lujo.

No veía viable ese proyecto para nuestro municipio. Creo que existen o deben de existir metas muy distintas y más necesarias para nuestra población; pero es importante que analicemos las propuestas que lancen nuestros candidatos, es mucho más importante que podamos analizar si estas son viables y alcanzables para lo que necesitamos como municipio, estado y país.

Claro que lo más fácil es sentarnos a estirar la mano y que el gobierno nos dé dinero sin esfuerzo, pero eso no es un buen gobierno. Dice el dicho que “lo barato cuesta caro”, escuchar que nos darán gasolinas más baratas, o reducir  impuestos. Por su puesto que suena atrayente, pero el punto es ¿cómo lo van a hacer? Y el costo que generaría para el país, no se trata de decirle al banco de México que imprima más billetes y así en días seremos un país más rico. Es más complicado de lo que se cree.

Sigue existiendo una distancia de desarrollo entre un estado y otro, pero eso es culpa de sus gobiernos y sus políticas locales. Preferimos admirarnos de cómo han crecido y desarrollado, Guanajuato, Querétaro, estado de México; pero nos conformamos solo con ver, y admirar, no en querer estar como ellos. Son sociedades distintas, gobiernos distintos. Pero cambiar implica esfuerzos y preferimos quedarnos así.

Recuerdo que mucho antes que el bajío fuera lo que es, ya existía la carretera de cuota León a Querétaro, y la carretera libre no cómo está ahora pero con mucha idea -tanto que solo la han ampliado, y colocado pasos a desnivel- con el tiempo se ha llenado de empresas de todos los niveles al grado que cuando se circula es difícil ver espacios sin construcción de alguna empresa.

Pasa también en el tramo a Aguascalientes y hacia San Luis Potosí. Bueno, existe el macro libramiento de Querétaro, que se usa desde Palmillas quienes van de la CDMX  o Toluca y los deja casi en la carretera Querétaro a San Luis Potosí en la desviación a San Miguel de Allende, y todo para evitar el tráfico. Como también está el macro libramiento en Guadalajara que circula de la entrada por Tlaquepaque y sales casi llegando a Tequila. Esta es infraestructura que se necesita para desarrollar a los estados.

Ojalá que en Michoacán algún día veamos crecer mucho más nuestros polos de desarrollo y nuestra infraestructura carretera. Cierto que la geografía no ayuda mucho pero, cada vez es más tardado circular de Zitácuaro a Ciudad Hidalgo, solo por dar un ejemplo. Ir a Morelia implica dos horas y media promedio.

Y estas propuestas casi no las vemos en las campañas electorales.

Que esta ocasión veamos campañas, primero apegadas a la realidad; que no sean las propuestas llenas de mentiras y de ocurrencias, que se tenga la visión de gestionar mejores carreteras en el estado, fuentes de trabajo, estímulos a los productores del campo, mejorar la atención de salud y de educación. Pero siempre diciendo cómo se va a hacer.

La situación actual que impera en el municipio, estado y país no necesita de ocurrencias para prometer en las campañas, se requieren propuestas reales.