Inicio Arturo Ugalde González Tiempo electoral, raro.

Tiempo electoral, raro.

Compartir

Semanas atrás comenté de lo raro que estaba el tiempo electoral. Sigo pensando de la misma forma.

Son tiempos electorales raros como algunos de mi generación no habíamos vivido, lo que no es tan sano es que las generaciones que ahora votarán por primera vez, se queden con la idea que así ha sido siempre, pero no. Anteriormente solo se votaba por el partido, no existían alianzas. Hoy hay alianzas antes impensables. Personas que militan en un partido hoy, que declaran que apoyarán el proyecto de otro partido ajeno al suyo, sin renunciar al partido que milita. Nada más de peso para hacer más raro aún el ambiente electoral……..aunque quizá en la vida política actual, sea esta forma de actuar la más común, y nosotros como ciudadano nos cuesta entender (al menos a mi), en lo que debería ser la lógica pensante del ciudadano común.

Pero, a pesar de lo raro y de la desilusión que llegan a ser para los partidistas las encuestas, considero que aún no se encuentra definido nada (las encuestas también debido a que algunas son poco fiables, también han hecho más raro el ambiente electoral). Las campañas como las competencias deportivas……hay que jugarlas y hasta el silbatazo final ahí se conoce el ganador. El triunfalismo es el peor enemigo del deportista y de los empresarios. Son primicias de estos dos ejemplos el no subestimar al enemigo o contrincante. Por eso creo que hasta el final sabremos (cómo ha pasado anteriormente), si las encuestas en realidad reflejan lo que la sociedad quiere, o solo es un elemento que en un momento dado, puede ser herramienta de desánimo. Las encuestas se han equivocado en todo prácticamente, un ejemplo tan sencillo como el que la persona encuestada, simplemente por lo que guste y mande, ese día de la elección no fue a votar. O el hecho de caer en el desánimo, no de ir a votar, porque las encuestas me dicen que ya para qué voto por otro, si prácticamente ya existe un ganador.

Otra situación también es la ley tan estricta que ha presentado el INE para los tiempos de campaña y publicidad, de alguna forma es algo muy sano para la salud mental de tanta publicidad que se presentaba anteriormente en las campañas, pero creo que se va a extrañar. Los mítines multitudinarios (que algunos partidos aún usan y qu es el acarreo de ciudadanos de un municipio a otro, para que se vea gente), pero en realidad esta bien que los candidatos anden de espacio en espacio promocionándose (baño de pueblo como dicen), de alguna forma se dan cuenta del abandono que existe y la distancia entre gobierno y gobernados, misma que una vez estando en el poder, no se acorta y se olvidan de las promesas de campaña.

Será una elección histórica a nivel nacional y mucho en lo local. Podríamos ver la primera reelección municipal en Zitácuaro, o la segunda ocasión en la que un hijo de un expresidente llega a la alcaldía (el presidente en permiso actual ya lo logró, no recuerdo otra historia parecida) o el ver a Morena gobernando al municipio de Zitácuaro. Sería aún más histórico que cualquiera de los otros candidatos que podrían alcanzar la presidencia, y no lo digo en el sentido de hacer menos su participación, pero si se vislumbra complicado.

El tiempo dirá las conclusiones pero el próximo 14 inician las campañas municipales, que son las que suelen ser más ruidosas. Ojalá ganemos los ciudadanos y nuestro municipio, el estado y el país también ganen para bien.