Inicio Zitácuaro A casi 7 años, indiferencia latente para reparar iglesia de Timbineo

A casi 7 años, indiferencia latente para reparar iglesia de Timbineo

Compartir
SONY DSC

Olivia Tirado Nievez.

  • Para muchos sólo es ‘un montón de piedras’, para los habitantes de Timbineo de Los Contreras, es un monumento histórico que se pierde como algunos pasajes de su historia.

Zitácuaro, Mich.- Indiferentes autoridades del INAH, para restaurar la iglesia de San Miguel Arcángel, en Timbineo de Los Contreras, tenencia de Zitácuaro, a casi 7 años de su derrumbe parcial. Ni dejan que los lugareños la arreglen, ni ellos hacen algo. “A nadie le interesa repararla, sólo a los ciudadanos de Timbineo, pero no se nos permite ponerle una mano encima, pues es monumento histórico. Los del INAH quieren que se repare con los mismos materiales, pero ni lo hacen, ni nos dejan hacerlo”, comentó Humberto Ontiveros Barrera, ex Jefe de Tenencia.

“Yo hice las peticiones al INAH y al orden religioso, en una caravana que vino, después de que se derrumbó parte de su estructura y no fui escuchado.  No les interesa. Para muchos es un montón de piedras, pero para nosotros es un patrimonio que nos dejaron nuestros antepasados.

“Es triste ver que se está perdiendo, como se pierden pasajes de la historia. Necesitamos que se acuerden que Timbineo es más viejo que Zitácuaro, pues fue fundado en 1543 y Zitácuaro en 1546”, recalcó Humberto Ontiveros.

La gente ya está resignada a que nadie haga nada. El peligro es que la iglesia podría colapsar en cualquier momento, haya o no temblor, lo mismo puede pasar con el agua de las lluvias; además de que está sobre una falla sísmica, lo cual afecta más.

Los lugareños dicen que si ya no puede ser iglesia, que sea un museo de sitio y que sea parte del turismo, para que el lugar sobreviva de este polo de desarrollo.

Cabe destacar que esta iglesia data de finales de siglo XVI y principios del XVII. Fue edificada por los frailes franciscanos que también construyeron los templos de Coatepec de Morelos, San Miguel Chichimequillas, San Felipe Apóstol (en Los Alzati) y los templos de la zona mazahua (Crescencio Morales, Nicolás Romero, Donaciano Ojeda, Francisco Serrato y más).