Inicio Zitácuaro ‘Tardes de Metate’, cultura y cocina se fusionan.

‘Tardes de Metate’, cultura y cocina se fusionan.

Compartir

Por Olivia Tirado Nievez.

Fotos, cortesía Roberto Hernández.

Zitácuaro, Michoacán.-  Chefs de Latinoamérica realizarán pláticas en línea, para dar a conocer sus raíces culinarias y culturales, el objetivo es que el público conozca el trabajo de los amantes de la cocina y que los chefs sepan la labor de sus compañeros.

México estará representado por el chef Roberto Hernández Gonzáles, quien hablará sobre ‘Las Tardes de Metate’, promoviendo la cultura alimentaria tradicional de Zitácuaro y la región Oriente. “Estamos orgullosos de que nuestros proyectos se repliquen a nivel internacional”, dijo Roberto Hernández González, presidente del Centro de Investigaciones Gastronómicas y Culturales del Oriente de Michoacán.

Este evento es organizado por la Academia Latinoamericana de Gastronomía de la cual, Roberto Hernández es miembro fundador. Cada representante de los países que participan (Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú, Chile, Uruguay, Argentina, Brasil, Cuba y México), expondrán su trabajo y lo más representativo de sus lugares de origen.

Para los chefs que participarán, estas plataformas representan una gran oportunidad para promover su cultura y tradiciones.

En el caso de México, lo que se desea, es  que desde otros países conozcan donde está situado Zitácuaro, “quienes somos y qué comemos”.

Tardes de Metate.

La platica donde participará Roberto Hernández, se transmitirá este viernes 16 de octubre, a las 19 horas vía face live. “Se llama ‘Tardes de metate’ porque el evento se genera en México y lo coordina el chef investigador Pepe Lira Cisterna.

«Hablaré de la cocina  y la cultura alimentaria tradicional de Zitácuaro, y la trascendencia de nuestros proyectos en jóvenes de otros estados y países».

“El metate para la cocina tradicional mexicana es como el maíz, es indispensable; es uno de los instrumentos de molienda que ha trascendido en el tiempo. El metate es de uso personal   porque se tiene que amaestrar a cada persona y cada uso. Quien ha probado un mole u otro alimento molido en metate,  sabe que el sabor es inigualable”, finalizó Roberto Hernández.